Actualidad clínica

El sirolimus, como tratamiento en pacientes afectos de inmunodeficiencias primarias con enfermedad pulmonar granulomatosa-linfocítica

Publicado el 12 Mar 19

Autora del comentario:  Laia Alsina Manrique de Lara, inmunóloga clínica pediátrica del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

El sirolimus o rapamicina, un inhibidor de la vía mTOR, podría ser un tratamiento efectivo en pacientes con inmunodeficiencias humorales que desarrollan la enfermedad pulmonar granulomatosa-linfocítica (GLILD). Un problema que aumenta significativamente la mortalidad de los pacientes afectos.

Así lo demuestra la investigación realizada por un equipo del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona (SJD) y el Hospital Clínic. El estudio, liderado por Laia Alsina, inmunóloga clínica pediátrica del SJD, ha sido publicado en Pediatric Allergy and Immunology.

La inmunodeficiencia común variable es la forma más frecuente de inmunodeficiencia primaria sintomática. Es una inmunodeficiencia que se caracteriza por unos niveles bajos de inmunoglobulinas y/o por la imposibilidad de sintetizar anticuerpos específicos (frente a infecciones pasadas o vacunas recibidas). Por esta afectación de la función de las inmunoglobulinas, recibe el nombre de inmunodeficiencia humoral. Como consecuencia, los pacientes afectos presentan un aumento de las infecciones pulmonares y otras complicaciones inflamatorias, fruto de la falta de una defensa específica.

Actualmente, con la introducción de terapias de reemplazo sustitutivas a base de inmunoglobulinas, el número de complicaciones infecciosas ha sufrido un notable descenso. Sin embargo, las causantes de las mayores tasas de mortalidad son las complicaciones no infecciosas, siendo la GLILD una de las más comunes, desarrollándose en el 10 %-20% de los pacientes con inmunodeficiencia común variable. La GLILD es una inflamación en forma de nódulos (compuesta por linfocitos y/o granulomas) a nivel del pulmón y los ganglios, que deteriora la función de este órgano.

GLILD compromete seriamente la supervivencia del paciente, pero hasta el momento no existe una terapia efectiva clara, aunque se han probado diferentes terapias con inmunosupresores con mayor o menor grado de eficacia.

El presente estudio analiza la respuesta al fármaco sirolimus de dos pacientes pediátricos con inmunodeficiencia variable común, de 6 y 13 años, que habían desarrollado casos graves de GLILD. Ambos pacientes, unos 10 meses después del tratamiento, mostraron un notable descenso en el tamaño de los nódulos pulmonares y de los ganglios.

Paralelamente, se observó un aumento en el número de células T reguladoras (células que frenan la inflamación) y en la expresión del receptor CTLA-4 (que actúa de freno en dicha inflamación). Además, no mostraron efectos secundarios adversos significativos.

Estos dos pacientes representan, de acuerdo a las investigaciones, los primeros casos de tratamiento eficaz de GLILD mediante sirolimus. Estos hallazgos abren la puerta a futuras investigaciones sobre el uso de inhibidores de la vía mTOR como terapias para hacer frente a complicaciones inflamatorias en pacientes con inmunodeficiencias primarias. Así como para futuros estudios para determinar los mecanismos etiológicos responsables del desarrollo de GLILD, los cuales, a día de hoy, permanecen desconocidos.

Artículo de referencia: Deyà-Martínez A, Esteve-Solé A, Vélez-Tirado N, Celis V, Costa J, Cols M, Jou C, Vlagea A, Plaza-Martin AM, Juan M, Alsina L. Sirolimus as an alternative treatment in patients with granulomatous-lymphocytic lung disease and humoral immunodeficiency with impaired regulatory T cells. Pediatr Allergy Immunol. 2018 Jun;29(4):425-432. doi: 10.1111/pai.12890. Epub 2018 Apr 17.