Actualidad clínica

El riesgo de la ingesta de alcohol durante el embarazo aún está infravalorado y debemos insistir en su abandono

Publicado el 21 Jun 18

Autora del comentario: Maria Dolores Gómez-Roig, obstetra y ginecóloga en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Esta ha sido una de las conclusiones a las cuales hemos llegado después de analizar la cantidad de nicotina y etilglucurónido (EtG) presente en el pelo de mujeres embarazadas.

El estudio, publicado en la revista internacional Acohol, ha analizado los hábitos en el consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo, en una muestra de 153 mujeres del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Para ello, se han comparado los resultados obtenidos durante de las entrevistas a las embarazadas y madres recientes, con los resultados del análisis de su pelo a través de dos biomarcadores (nicotina para el tabaco y ETG para el alcohol).

En el caso del consumo de tabaco durante el embarazo, la comparativa entre los resultados de las entrevistas y el análisis del pelo era muy parecida. Esto demuestra que las mujeres son conscientes de su grado de consumo de tabaco. Y por otro lado, el bajo número de mujeres fumadoras durante el embarazo, 7.2% frente a 76.5% no fumadoras, nos indica que las políticas de sensibilización sobre los efectos negativos del tabaco durante el embarazo hacen el efecto deseado.

Pero la sensibilización con el tabaco no se corresponde al consumo de alcohol durante el embarazo. Los resultados de las entrevistas nos muestran que sólo el 2.6% de las mujeres reconoció haber consumo alcohol ocasionalmente durante el embarazo, aunque el análisis del pelo incrementa hasta el 62.7% el número de mujeres que habían consumido ocasionalmente alcohol.

Estos resultados nos indican que la percepción de riesgo en el feto con el consumo de alcohol es baja o nula en las mujeres embarazadas. Además en nuestra sociedad el consumo habitual de una copa de vino o cerveza no se ve como una práctica de consumo de alcohol que deba notificarse al médico.

Fruto de este estudio nos plantemos la necesidad de hacer un esfuerzo para reducir el consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo. Para hacerlo posible es necesario que los sistemas de sanidad pública incrementen las políticas de sensibilización e información del consumo de estas sustancias, sobretodo en el caso del alcohol.

Artículo de referencia: Gomez-Roig MD, Marchei E, Sabra S, Busardò FP, Mastrobattista L, Pichini S, Gratacós E, Garcia-Algar O. Maternal hair testing to disclose self-misreporting in drinking and smoking behavior during pregnancy. Alcohol. 2018 Mar;67:1-6. doi: 10.1016/j.alcohol.2017.08.010. Epub 2017 Aug 31.